5759ad7b5c6adcb263e2bdf3e21a0356.jpg
Editor
Editor

Editor

J. Balvin le dedica “Dime” a Nicolás Maduro 14, Mar

Aunque la canción se conocerá en su totalidad el 23 de marzo, según anunció el artista en sus redes, ya se evidencia una dura crítica al presidente venezolano. En el tema lo acompañan Arcángel, Bad Bunny, De la Ghetto y Revol.

 

Con dos noticias J. Balvin revolucionó el ámbito musical este lunes 12 de marzo. Por un lado, el video de su tema X en colaboración con Nicky Jam logró más de cien millones de vistas en Youtube, mientras que por otro esbozó lo que será su próximo lanzamiento.

 

Se trata de la canción Dime, que se asoma con una crítica contundente y de frente al primer mandatario venezolano Nicolás Maduro. El tema, que se lanzará oficialmente el 23 de marzo, tiene la participación de estrellas del género urbano como Arcángel, Bad Bunny, De la Ghetto y Revol.

 

El reggaetón, a la cabeza de J. Balvin, asume ahora la vocería de la crítica al presidente del vecino país y se suma a las múltiples quejas que músicos como Alejandro Sanz y Ricardo Montaner, entre muchos otros, han realizado tanto en sus letras como en sus discursos en eventos públicos.

 

En el fragmento que mostró en sus redes el artista antioqueño acerca Dime se alcanza a escuchar “Si tienes la expresión de Maduro, pues quédate…”, una letra que va acompañada por la imagen de los músicos haciendo el gesto de pistola con la mano. El respaldo sonoro parecer ser el de una típica canción del género urbano.

 

La diminuta muestra de Dime ha estado cimentada también en el numeral fuckyoumaburro, que J. Balvin tiene en sus redes sociales. La respuesta de los venezolanos no se ha hecho esperar y muchos ya apoyan al artista colombiano y manifiestan que la canción podría convertirse en otro himno para su nación.

 

El tema que el paisa interpreta al lado de Arcángel, Bad Bunny, De la Ghetto y Revol se convierte en su cuarto lanzamiento en lo que va corrido de 2018. A la canción Dime la anteceden MachikaAhora y X.      

 

 
Murió el cantante de música popular Jorge Luis Hortúa 14, Mar

El músico falleció este lunes por complicaciones de salud debido a un cáncer estomacal. 

 

El cantante de música popular Jorge Luis Hortúa murió este lunes a las 11:55 pm en Cali, después de una serie de quebrantos en su salud generados, causados por el cáncer estomacal que lo aquejaba. Para extraerle el tumor, el intérprete fue intervenido quirúrgicamente.

 

La velación se lleva a cabo este martes, desde las 8:00 am hasta las 11:00 am en la funeraria El Valle. Después, a las tres de la tarde, se realizará una misa en la iglesia El Edén. El cementerio Jardines del Recuerdo, en el sur de la capital del Valle del Cauca, será el lugar en el que se realicé el sepelio. 

Hortúa nació en Tuluá, tenía 51 años y dedicó 30 a su carrera artística. Sus canciones recientes y más exitosas fueron “Así es la vida” y “La número uno”, sencillos que contribuyeron a convertirlo en uno de los representantes más reconocidos de la música popular.

El caleño inició cantando para otros intérpretes y grupos. Fue escalando en su carrea musical por medio de su trabajo y talento hasta que en 1991 logró grabar “Se pierde o se gana”, canción que se convirtió en la número uno a nivel nacional y lo dio a conocer como una de las promesas del género.

Jorge Luis Hortúa tuvo una trayectoria que lo posicionó como uno de los artistas más aclamados por los seguidores de este género. Compartió escenario con grandes referentes como Yolanda del Rio, Alicia Juares, Darío Gómez y Luis Alberto Posada, finalizando una historia musical con el pesar y las condolencias de todas las personas que siguieron de cerca su trabajo.

 

 
Festival de la Música Colombiana, una serenata para todo el país 14, Mar

Este año se lleva a cabo la edición número 32 de esta actividad artística, en la que se dan cita las manifestaciones musicales más importantes del interior del país. Retrospectiva de un sueño sonoro.

“Todos tenemos sueños. Pero para hacer realidad los sueños, se necesita una gran cantidad de determinación, dedicación, autodisciplina y esfuerzo”. Es una frase inspiradora de uno de los atletas de color más importantes del mundo, Jesse Owens, quien desafió el poder de Adolfo Hitler al ganar tres medallas de oro en los Juegos Olímpicos que precedieron a la Segunda Guerra Mundial.

Guardando el sentido de las proporciones y recordando a nuestro Gabriel García Márquez, en el sentido de que no es verdad que la gente pare de perseguir sus sueños porque se haga mayor, la mirada retrospectiva es condición necesaria para comprobar que muchos sueños se hacen realidad. Y eso es lo que nos pasa en este mes de marzo, desde hace más de 31 años, cuando el 21 de marzo de 1987, en el cementerio San Bonifacio de Ibagué, conmemoramos el primer aniversario de la muerte del maestro Darío Garzón, quien con Eduardo Collazos integraban el dueto que llevó sus apellidos. Con esa celebración pusimos, en sentido figurado, la primera piedra de la Fundación Garzón y Collazos y del Festival Nacional de la Música Colombiana, que año tras año hacemos en la Ciudad Musical de Colombia y que hoy es el mayor evento no solo para mantener viva la tradicional música colombiana, sino también para proyectar su vigencia y estimular a los jóvenes a que quieran lo nuestro.

Hoy se sigue celebrando el homenaje a los dos grandes de la música en el mismo sitio santo y el desfile ha crecido con la participación de solistas, duetos, tríos, cuartetos y agrupaciones musicales del Tolima y Colombia. Hoy, la serenata es escuchada desde el cielo por muchos de ellos asentados en ese reino y otros que acaban de llegar, como los inolvidables Rodrigo Silva Ramos, del Dueto Silva y Villalba, y el gran maestro Jaime Llano González. Jorge Villamil, Pedro J. Ramos y muchos otros hacen de anfitriones.

La Fundación Garzón y Collazos nació a la vida legal a mediados de mayo de 1989 y entre 1990 y 1994 se realizó el homenaje en el camposanto, pero se institucionalizó el Concurso Nacional de Duetos y luego el Día Nacional de la Música Colombiana el tercer domingo de marzo de cada año. Consagrados compositores como Pedro J. Ramos, Leonor Buenaventura de Valencia y Miguel Ospina Gómez fueron los padrinos que recibieron los primeros reconocimientos.

De esa manera Ibagué se convirtió en epicentro musical del país y muchos grandes han sido exaltados: el Dueto de Antaño, Los Hermanos Martínez, Silva y Villalba y Los Tolimenses, al igual que grandes como Rodrigo Silva, Jorge Villamil, José Barros, Lucho Bermúdez, Rafael Escalona, Héctor Ochoa, Álvaro Córdoba, Jaime R. Echavarría, Alfonso de la Espriella, Carmiña Gallo, Marlén Tovar, Isadora, Claudia Osuna, La Negra Grande de Colombia, Patricia Ercole, Carlos Vives, Víctor Hugo Ayala, Alberto Osorio, Darío Gómez y Jaime Llano González.

Durante ocho años se proyectó el Concurso Nacional de Duetos Príncipes de la Canción y en 1995 se realizó la primera edición. Junto con el Festival, fueron incorporados a los programas de Festivales Nacionales Concertados del Ministerio de Cultura. En el año 1998, la Fundación institucionalizó el Concurso Nacional de Composición Musical Leonor Buenaventura. La idea es apoyar y estimular la creación musical basada en los diferentes aires tradicionales de la zona andina. En 2012 nació la Fundación Musical de Colombia, como expresión de una mayor cobertura a la promoción y divulgación de la música colombiana, pero sin abandonar los valores y la filosofía de la Fundación Garzón y Collazos.

La dinámica musical sigue su curso y el Festival se ha ido consolidando y ampliando a nuevos escenarios, actores y propuestas. En 2014 se dio vida a uno de los eventos con mayor visión de futuro para nuestra música: Los Niños al Encuentro de la Música Colombiana, en el que más de 300 infantes de los Jardines Musicales para la Convivencia de todo el país se dan cita en los primeros tres días del Festival para compartir experiencias y hacer sus presentaciones ante un exigente público de su misma edad, procedente de las instituciones educativas regionales. Este es uno de los componentes más emocionantes de la cita musical en Ibagué.

Desde 2010 se realiza el concurso departamental de interpretación musical Cantalicio Rojas, que preserva e incentiva la divulgación de una de las obras más representativas de ese autor y que tiene un gran significado para la región, El contrabandista, compuesta en 1938 y reconocida oficialmente como el himno de las fiestas sanjuaneras del Tolima. La idea es motivar a las agrupaciones locales para que conozcan y profundicen sobre el folclor regional.

Desde hace cuatro años se realiza el Encuentro Nacional Universitario, evento que vincula centros de educación superior de todo el país y en el que los jóvenes son los protagonistas con sus propuestas musicales, en las que se acepta la innovación y la creatividad. La experiencia de integración universitaria ha sido grande y enriquecedora.

Finalmente, para celebrar los primeros 30 años del Festival, se creó el Encuentro Nacional de Dueto Ganadores Príncipes de la Canción, cuya primera edición se realizó en 2016 y se hará cada cinco años.

Sin duda, el Festival de la Música Colombiana se ha consolidado gracias al apoyo local y nacional de muchas entidades y sería muy difícil enumerarlas, pero sin duda el Ministerio de Cultura, la Gobernación del Tolima y la Alcaldía de Ibagué encabezan la lista.

La edición de 2018 seguirá haciendo historia desde el 12 hasta el 19 de marzo en la Ciudad Musical de Colombia. Inolvidable.

*Presidenta de la Fundación Musical de Colombia.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Artistas

Musica Nueva