5759ad7b5c6adcb263e2bdf3e21a0356.jpg
Entretenimiento
Cuando los Ramones querían atacar a Rusia
10, Feb

Tras 40 años del álbum Rocket to Russia, su ingeniero de sonido rememora detalles de la grabación.

Mientras Ed Stasium terminaba de ajustar los micrófonos en una capilla anglicana, sobre la calle 67 de Manhattan, Johnny Ramone entró azotando la puerta, con algo de rabia en los ojos.

Sostenía en sus manos una copia del sencillo God Save the Queen, de los Sex Pistols, aquella banda que resultaba ser, al menos para el siempre adusto guitarrista, la contraparte británica de su grupo, The Ramones.

“¡Estos tipos apestan! ¡Necesitamos sonar mucho mejor que esto!”, gritó Johnny, inyectando presión sobre todos. Y en dos días –21 y 22 de agosto de 1977– grabaron las canciones que conformaron su álbum Rocket to Russia.

“Sinceramente, había visto a los Ramones tocar tantas veces antes que sabía que tenían cómo doblegar cualquier competencia, y eso fue lo primero que hicimos, escuchar God Save the Queen –reconoce Stasium, el ingeniero de sonido de Rocket...–, que realmente era un gran trabajo, pero tratamos de patearles el trasero, y creo que lo hicimos”.


El técnico plasmó en ese álbum la sensación de una grabación en vivo. De ahí que usaran la acústica de esa iglesia, instalando micrófonos adicionales contra las paredes y el techo, una técnica que Stasium aprendió del ingeniero de Queen, Roy Thomas Baker.

El año pasado, la discográfica pidió a Stasium que buscara las cintas originales e hiciera una reedición de aniversario.

“Johnny llevaba la banda a un ritmo militar”, recuerda el ingeniero de aquella época de Ramones en la que todavía estaba Tommy en la batería –luego fue reemplazado por Marky Ramone– y todavía no había llegado el productor Phil Spector: “Nunca había problemas en el estudio, no estaban molestando por ahí. Los primeros tres álbumes fueron, en mi opinión, sus mejores discos, y Rocket to Russia era la banda original en lo más alto de su juego”.

El álbum resulta ser además un registro de la Nueva York de los tardíos años 70.
“Era el lugar en el que tenían que estar. Así como San Francisco era el lugar al final de los 60. La banda tomaba el metro para llegar al CBGB. Nueva York estaba en su sangre y en la mía, no era el ‘Disneylandia’ de hoy, era funky, había prostitutas, teatros de porno, era sucia. Era una zona de guerra”, recuerda Stasium.

En ese ‘escenario’ contrastaba una figura como Joey Ramone, el cantante y letrista, que se caracterizaba por su profunda sencillez y emoción (escondida en su casi dos metros de altura).

Así recuerda a Joey el ingeniero, mientras se le quiebra la voz: “Era un ángel, un corazón. Joey era un genio, el hombre más dulce que quieres conocer en la vida; pienso en él constantemente, los extraño a todos, pero Joey ocupa un gran lugar, era un gran amigo. Estuvimos en contacto hasta el final”.

“Y era un fantástico cantante –añade–. Nunca trabajé con alguien, antes o después, que pudiera entrar al estudio y lograra esos registros tan perfectamente, no necesitabas escuchar dos tomas porque ambas eran idénticas. Sus letras eran divertidas. Era especial”.

La reedición, que incluye entre algunas sorpresas una toma de A Long Way Back to Germany en la voz de Dee Dee y no de Joey, así como una versión inédita de I Don’t Care, circula desde el año pasado y es un bocatto di cardinale para los fanáticos de la banda, completamente extinta (Joey murió en 2001; Johnny, en 2004; Dee Dee, en 2002, y Tommy, en 2014).

Sobre el punk, Stasium (quien además fue ingeniero de Talking Heads, Mötorhead, Mick Jagger) solo agrega: “Se convirtió en algo tremendamente popular desde que Green Day y Blink 182 comercializaron lo que el público piensa que es el punk. A los Ramones realmente no les interesaba mucho el término. Al mencionar a los Sex Pistols, recuerdo la imagen temeraria que ellos proyectaban para todo el mundo, aquel especial de 60 Minutes en el que le vomitaban a la gente; eran muy crudos, mientras que los Ramones eran fanáticos de los Beach Boys, Alice Cooper, Iggy... Ellos no eran así; los llamaban punk, pero eran más algo pop. Las bandas les dan hoy las gracias a los Ramones porque, hasta ese punto, el rock era estático y corporativo. Las canciones de los Ramones eran dos minutos de felicidad”.

CARLOS SOLANO - El TIEMPO

 

“No podemos callar”, la canción de Arelys Henao en contra de la violencia de género
23, Ene

“Mujeres, no permitamos que nos maltraten. Por miedo y amor no podemos callar” es el mensaje que deja el nuevo sencillo de la reina de la música popular.

Arelys Henao cumplirá pronto dos décadas en la industria musical relatando en sus canciones la cotidianidad femenina. Sin embargo, en su más reciente sencillo, la artista decidió retratar un tema que también toca a la mujer, pero del cual es difícil hablar: el abuso y la violencia de género.

No podemos callar va dirigido a las mujeres que son víctimas de maltrato por parte de sus parejas. Con sus letras, ritmos y melodías populares busca empoderar a quien lo escuche para denunciar y buscar ayuda en situaciones de abuso.

Aunque Arelys Henao tenía pensado este tema desde inicios del 2017, el asesinato de una sobrina la motivó a lanzarlo y comenzar con una campaña de concientización, pues, según la Fiscalía y Medicina Legal, cada 12 minutos una mujer es agredida por su pareja o expareja en el país, sin embargo, el 96% de estos delitos quedan impunes.

De esta manera, Henao busca que su canción, que hace parte del álbum Mi Historia, se convierta en un motor de fuerza e independencia que invite a la acción de las mujeres víctimas.

El sencillo fue grabado en el estudio Rancho Viejo de Vicente Fernández, en Guadalajara, bajo la dirección de Javier Ramírez y el ingeniero de Grabación Alejandro Ramírez, junto con la composición de Hernán Darío Hernández.

En el video musical, producido y dirigido por Lucho Velasco, participaron los actores colombianos Carolina Acevedo y Ramiro Meneses.

Además de esto, algunas celebridades colombianas han compartido su apoyo a la campaña #NoPodemosCallar.

 

Voz de Dolores O'Riordan fue banda sonora de su propio funeral
23, Ene

Durante la ceremonia, el sacerdote dijo que la cantante de The Cranberries dio el concierto "más importante de todos", el de la "vida misma".

La voz de Dolores O'Riordan sirvió de banda sonora a la emotiva despedida que le brindó este martes 23 de enero su pueblo natal,Ballybricken (Irlanda), donde dio el concierto "más importante de todos", el de la "vida misma", subrayó el sacerdote en el funeral de la líder de The Cranberries, fallecida el 15 de enero.

Su féretro entró en la iglesia de Saint Ailbe al son del "Ave María" de Franz Schubert que interpretó y grabó con Pavarotti, y salió entre aplausos una hora después acompañada por la canción "When you are gone", incluida en el álbum de The Cranberries "To the Faithful Departed" (1996).

Durante la misa también se escuchó a Dolores, que ha fallecido a los 46 años, cantando "Panis Angelicus", lo que generó en el templo una atmósfera mágica gracias a su distintiva voz.

Además de decenas de parroquianos y vecinos de la artista, estuvieron presentes su madre Eileen, sus seis hermanos y los tres hijos de Dolores: Taylor, Molly y Dakota, fruto del enlace con Don Burton, de quien se separó en 2014 tras 20 años de matrimonio.

Frente al féretro se colocaron una guitarra, un disco de platino y otros objetos relacionados con su vida personal, como un libro de poemas y un cuadro de Nuestra Señora de los Dolores que perteneció a su tátara-tatarabuela.

Durante la homilía, el sacerdote, Liam McNamara, recordó que O'Riordan no solo puso en el mapa a su "preciosa comunidad" de Ballybricken, sino a la ciudad de Limerick y a todo el condado, tras convertirse en un icono de la música mundial al comienzo de la pasada década de los 90.

El sacerdote destacó que "su personalidad amable y bella voz le granjeó muchos admiradores" en el terreno musical, pero con su arte y sus letras también "rescató de la oscuridad de la depresión" a un "incontable" número de personas.

La propia Dolores tenía un trastorno bipolar y los médicos habían establecido que sufría en ocasiones episodios de hipomanía, privación del sueño y paranoia.

"No hay palabras para describir adecuadamente a Dolores o para establecer con precisión la influencia positiva que ha tenido durante años", prosiguió McNamara, quien habló de su primer encuentro con Dolores, cuando tenía 18 años y cantaba y tocaba el órgano con el coro de Saint Ailbe.

"Poseía una voz muy especial, un talento que valía su peso en oro. Y como la chica inteligente que era, sabía muy bien que debía desarrolla y usar ese talento", recordó.

Aseguró que Dolores "tenía una mente inquisitiva", lo que le llevó a interesarse por san Gregorio el Grande y "su influencia en la liturgia de la iglesia y en su música", que daría lugar al conocido canto gregoriano, con unos peculiares cambios de registros que la cantante imitó con sus privilegiadas cuerdas vocales.

De hecho, los monasterios eran "un lugar especial" para ella, explicó, y solía visitar algunos de la zona para escuchar los cánticos de los monjes en las oraciones vespertinas y nocturnas.

"Si se derraman lágrimas en el cielo, por necesidad serán lágrimas de alegría. Sí, lágrimas de alegría, después de una excelente actuación de Dolores en el concierto más importante y vital de todos, el concierto de la vida misma", celebró McNamara.

El cortejo fúnebre se desplazó después de la misa al cementerio de Ballybricken para enterrarla junto a su padre Terry, en un acto privado al que solo asistieron la familia y los más allegados.

Ahora, su familia está a la espera de que las autoridades forenses británicas den a conocer el resultado de la autopsia para determinar la causa del fallecimiento de O'Riordan, quien fue hallada sin vida en un hotel de Londres.

Según su representante, Dolores O'Riordan se encontraba en la capital británica para participar en "una breve sesión de grabación" el día siguiente de su muerte, cuando tenía previsto poner voz a una versión del conocido tme de The Cranberries ``Zombie´´, interpretada por la banda de rock estadounidense Bad Wolves.

La cantante también quería tratar en Londres con la discográfica BMG la fecha del lanzamiento del álbum que había grabado con su nueva banda D.A.R.K.

 

 

 

Diez canciones para alegrar su “Blue Monday”, el día más triste del año
19, Ene

Este lunes es conocido como el día más triste del año. Conozca una lista de temas musicales promete ponerlo de buen humor.

El psicólogo Cliff Arnal, de la Universidad de Cardiff, en Gales, desarrolló en el 2005 una ecuación matemática para definir cuál es el día más triste del año. El resultado fue el tercer lunes de enero.

Esta ecuación, que fue realizada como una estrategia de marketing para una agencia de viajes estadounidense, tuvo en cuenta factores como el clima, las deudas, los propósitos de año nuevo, el fin de las festividades, el estrés de emprender nuevos proyectos, entre otros.

Aún no hay ningún sustento científico frente a esta hipótesis. Sin embargo, si se siente afectado por el “Blue Monday”, esta lista de diez canciones promete subirle el ánimo, según un estudio de la Universidad de Groningen, en Holanda, que identificó los temas que generan una sensación de bienestar en el organismo de quien las oye.

Escúchelas:

Don't Stop Me Now - Queen

Dancing Queen - Abba

Good Vibrations - The Beach Boys

Uptown Girl - Billy Joel

Eye Of The Tiger - Survivor 

I'm a believer - The Monkees

Girls Just Wanna Have Fun -  Cyndi Lauper

Livin' On A Prayer - Bon Jovi

I Will Survive - Gloria Gaynor

Walking On Sunshine - Katrina & The Waves

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Dolores O'Riordan estaba a punto de grabar una nueva versión de "Zombie"
19, Ene

 

Lanzada en 1994 en el álbum "No Need to Argue", "Zombie", una canción de inspiración grunge sobre el conflicto en Irlanda del Norte, es tal vez el mayor éxito de The Cranberries.

La inconfundible voz de The Cranberries Dolores O'Riordan, fallecida el lunes, estaba a punto de grabar una nueva versión de su tema más conocido, "Zombie", con el grupo de rock duro Bad Wolves, indicó este último.

"Estamos conmocionados y tristes por la noticia de la muerte de Dolores, apenas horas antes de que fuera a grabar la voz en nuestra versión de 'Zombie'", anunció Bad Wolves en Facebook.

La cantante irlandesa falleció de manera repentina a los 46 años,anunció el lunes su agente, Lindsey Holmes Publicity, precisando que la cantante de cabello azabache "estaba en Londres para una corta sesión de grabación".

Según uno de sus amigos, el productor Dan Waite, la cantante parecía contenta y entusiasmada pocas horas antes de su muerte, cuya causa por el momento se desconoce.

"Dolores me dejó un mensaje de voz ayer pasada la medianoche (en la madrugada del lunes) para decirme cuánto le gustaba la versión de 'Zombie' de Bad Wolves. Estaba deseando verme en el estudio y grabar su voz", declaró.

"Sonaba llena de vida, bromeaba y estaba contenta de vernos a mí y a mi esposa esta semana", agregó.

Lanzada en 1994 en el álbum "No Need to Argue", "Zombie", una canción de inspiración grunge sobre el conflicto en Irlanda del Norte,es tal vez el mayor éxito de The Cranberries, con sus guitarras poderosas y la voz a la vez dulce y desgarradora de Dolores O'Riordan.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Artistas

Musica Nueva