Inicia plan de esterilización de hipopótamos de Pablo Escobar en Colombia

El país enfrenta el problema ambiental y social causado por estos animales, su reproducción descontrolada y la amenaza que representan.

Los hipopótamos que alguna vez pertenecieron al famoso narcotraficante Pablo Escobar son hoy un problema ambiental y social en Colombia. Estos animales, que fueron traídos desde África para formar parte del zoológico privado de Escobar en su Hacienda Nápoles, se han reproducido sin control y han invadido los ríos y lagos de la región.

Según estimaciones, hay alrededor de 80 hipopótamos en el país, y se espera que su número se duplique en los próximos años si no se toman medidas. Estos mamíferos, que pueden pesar más de dos toneladas, representan una amenaza para la biodiversidad local, ya que compiten por el espacio y los recursos con las especies nativas. Además, alteran la calidad del agua con sus excrementos, que contienen altos niveles de nutrientes y bacterias.

Los hipopótamos también son un riesgo para la seguridad de las comunidades cercanas, que han sufrido ataques y daños en sus cultivos por parte de estos animales. Los hipopótamos son considerados los animales más peligrosos de África, y pueden ser muy agresivos si se sienten amenazados o si se acercan a sus crías.

Ante esta situación, el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible de Colombia anunció que, a partir de la segunda semana de noviembre, impondrá un plan para el manejo de hipopótamos en el país. El plan consiste en esterilizar a los individuos que se encuentran en la Hacienda Nápoles y en otras zonas aledañas, con el fin de reducir su tasa de reproducción y evitar que se expandan a otras regiones.

Para ello, se utilizará un método de castración química, que consiste en inyectar a los hipopótamos con el medicamento GonaCon, que inhibe la producción de hormonas sexuales y evita la ovulación en las hembras y la producción de espermatozoides en los machos. El medicamento se aplicará a través de dardos o rifles, sin necesidad de anestesiar o capturar a los animales.

El plan de esterilización se realizará con el apoyo técnico y financiero de Estados Unidos, principal consumidor de cocaína del mundo, y contará con la participación de expertos nacionales e internacionales. Se espera esterilizar a unos 40 hipopótamos al año, hasta lograr controlar la población de estos animales.

Esta medida se suma a la esterilización quirúrgica que se ha practicado a otros 11 hipopótamos desde 2014, con un costo de alrededor de 40 millones de pesos por cada individuo. Sin embargo, este método es más complejo y riesgoso, ya que requiere anestesiar, trasladar y operar a los animales, que pueden sufrir complicaciones o infecciones.

El plan de esterilización busca ser una alternativa ética y efectiva para el manejo de los hipopótamos, que son considerados una especie invasora y exótica en Colombia. Otras opciones, como el traslado a otros países o la eutanasia, han sido descartadas por razones legales, logísticas o morales.

Los hipopótamos de Pablo Escobar son un legado insólito del narcotráfico y el narcoterrorismo que azotó al país en las décadas pasadas. Escobar, que llegó a ser uno de los hombres más ricos del mundo según Forbes, fundó un imperio del crimen que desafió al Estado y causó miles de muertes. Tras su caída en 1993, su Hacienda Nápoles fue abandonada y sus animales exóticos fueron vendidos o liberados. Los hipopótamos fueron los únicos que se quedaron y se adaptaron al nuevo hábitat.

Hoy, estos animales son una atracción turística y una curiosidad científica, pero también un desafío ambiental y social que requiere de una solución urgente y sostenible. El plan de esterilización es un paso importante para lograr este objetivo, y para evitar que los hipopótamos de Pablo Escobar se conviertan en un problema mayor para Colombia.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

--:--
--:--
  • cover
    Radio En Vivo