La (interminable) batalla de los artistas de la Feria de Cali por recibir su pago

Los artistas que hicieron parte de la Feria de Cali 2022, nueve meses después del evento, siguen sin recibir su pago. Acá les contamos qué pasa entre los artistas y Corfecali.

Corfecali, la entidad que organiza la Feria de Cali, lleva nueve meses sin pagarle a varios de los artistas que se presentaron en la edición 2022 (o por lo menos eso se han tardado hasta el momento en el que escribimos este reportaje).

Meses atrás colectivos y artistas comenzaron a exigir públicamente el pago por sus presentaciones en diciembre de 2022. Algunos han interpuesto derechos de petición o hecho plantones frente a Corfecali. Otros han publicado denuncias en Twitter y en Instagram. Sin embargo, siguen a la espera de una respuesta.

La lista de damnificados es larga. Son por lo menos 44 asociaciones de orquestas de salsa, cantantes, músicos y bailarines las que han denunciado que la falta de pagos ha perjudicado directamente a sus familias.

Una de esas organizaciones es el colectivo femenino Funmúsica, del que hacen parte más de 80 mujeres vallecaucanas y en el que la mayoría son madres cabeza de hogar.

Línea temporal del «No vamos a pagar porque no tenemos plata»

El 26 de junio de 2023 el medio 90 Minutos publicó que Argemiro Cortés, gerente de Corfecali, entregó formalmente una carta de renuncia a su cargo.

Sin embargo, esta no fue aceptada porque «quedaba poco tiempo para la Feria del 2023». Para ese momento la entidad ya tenía un déficit conocido de aproximadamente cuatro mil millones desde la gestión liderada por Alexander Zuluaga, quien tuvo que renunciar a la gerencia en febrero de 2021 por asistir a una fiesta en plena pandemia.

El 06 de julio de 2023 la página oficial de la Alcaldía de Cali publicó un comunicado en el que decía «Corfecali sanea su cartera y se alista para la Feria de Cali 2023».

Sin embargo, al otro lado la historia se repetía: a los artistas, orquestas y bailarines les corrían un mes más la fecha de pago mientras anunciaban la convocatoria para participar en la versión 66 de la Feria de Cali.

Esto ya había sido denunciado el 30 de junio por el concejal Terry Hurtado en su cuenta de Twitter:

El 8 de agosto, cinco asociaciones de bailarines emitieron un comunicado en el que afirmaron que no participarían en la edición 2023 de la Feria de Cali y exigían el pago de lo pactado. Unos días después, varias escuelas de baile que participan en los Salsódromos de la Feria, afirmaron que se les debía alrededor de 2000 millones.

El 14 de agosto, nuevamente, varias asociaciones de salsa se organizaron y emitieron un comunicado de prensa conjunto en el que exigían el pago inmediato y una mesa de negociaciones para poder reestructurar la forma en la que se organiza el pago a los bailarines.

«Los Presidentes de las Asociaciones de bailarines de Salsa y sus juntas directivas: Asobasalsa, Asosalcali, Fedesalsa y Distrito Salsa, las cuales representan cerca del 80% del total de las escuelas actualmente agremiadas de las 22 comunas de la de la ciudad de Cali han hecho pública su postura de «NO PARTICIPACIÓN» en el Salsódromo 2023, mientras no se resuelva los puntos que las asociaciones exigen, en un proceso de diálogo y concertación entre las partes.», se leía en el boletín.

Para este punto la pelota caliente de una plata que permanecía desaparecida, se la lanzaban entre la Alcaldía de Cali, Corfecali y la Secretaría de Cultura del la ciudad. Mientras Corfecali respondía «No vamos a pagar porque no tenemos plata», el alcalde Jorge Iván Ospina decía: «No está en mis manos, ustedes lo saben».

Brayan Hurtado, secretario de cultura de Cali, afirmó: “Es una lástima, nos duele mucho que Corfecali no haya tenido la posibilidad a esta fecha de pagar las deudas que tiene pendientes con los bailarines de salsa desde el año 2022, la Secretaría de Cultura ya hizo efectivo el pago del 100% que tiene como responsabilidad de la Feria”.

Queda entonces la responsabilidad sobre la Alcaldía y Corfecali.

Hablamos con algunos artistas y las versiones coinciden en lo mismo: Argemiro Cortés Buitrago, gerente de Corfecali, se lava las manos diciendo que Jorge Iván Ospina, el alcalde, no le ha desembolsado el presupuesto que se debía utilizar para la Feria de 2022. Por su parte, Ospina aseguró haber entregado el dinero y desconocer la razón por la cual no le han pagado a los artistas.

El 31 de agosto, la página oficial de la Alcaldía de Cali publicó un comunicado en el que afirmaban que la deuda con las escuelas de baile estaba saldada y que se dio inicio a un proceso de concertación entre Corfecali y los directores de las orquestas. Ni los bailarines, ni las orquestas se han pronunciado sobre este comunicado.

Así mismo, Corfecali afirmó que el resto de pagos se estarían desembolsando en «las próximas semanas».

El primero de septiembre el gerente de Corfecali se refirió a la deuda luego de una reunión con los artistas de la Feria a los que aún no se les ha pagado.

En un audio que se hizo público Cortés afirmó que se «perdieron» 3.500 millones de la Feria virtual que se hizo en 2020 y que la Alcaldía le debía a Corfecali 4.000 millones de la Feria de 2021.

Horas más tarde, la Personería de Cali informó que José Darwin Lenis, el entonces secretario de cultura y ahora secretario de educación, será sancionado por seis meses por las irregularidades en la Feria de 2020, que se llevó a cabo de manera virtual.

Los artistas con los que hablamos afirman que, a pesar de que se han hecho algunos pagos, aún falta más de la mitad de agrupaciones por recibirlo.

Sin fecha clara de pago, sin alguien que se haga responsable, con artistas desconfiados y con una nueva edición anunciada, Cali se prepara para una Feria con la incertidumbre como único soporte.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

--:--
--:--
  • cover
    Radio En Vivo