Luis Rubiales: «No puedo llegar a entender que eso sea una agresión sexual»

Rubiales respondió eso en referencia al beso que dio a Jenni Hermoso durante la entrega de medallas después de que España ganara el Mundial de Australia y Nueva Zelanda en agosto pasado.

El expresidente de la Federación Española de Fútbol (RFEF) Luis Rubiales aseguró este miércoles que no puede comprender cómo se puede entender como una agresión sexual su beso forzado a la internacionalJenni Hermoso, y aseguró que no la coaccionó.

«No puedo llegar a entender que eso sea una agresión sexual«, afirmó Rubiales en una entrevista con la televisión La Sexta, en relación al beso que dio a Hermoso durante la entrega de medallas después de que España ganara el Mundial de Australia y Nueva Zelanda en agosto pasado.

Su acción dio la vuelta al mundo causando una ola de indignación y acabaría precipitando su dimisión, pese a una resistencia inicial.

Rubiales insistió en que no puede entender que se considere agresión sexual porque se produjo «tras ganar un Mundial entre dos amigos, lo dice la señora Hermoso, que había una relación de confianza y amistad».

Jennifer Hermoso y Luis Rubiales.jpg
Jennifer Hermoso y Luis Rubiales //
Fotos: AFP

El expresidente federativo recordó que preguntó a Hermoso antes de besarla y «un agresor sexual no pregunta, y en el contexto sexual no había nada».

Rubiales consideró que Jenni Hermoso primero no le dio importancia al asunto y luego cambió de posición por las presiones, al tiempo que rechazó que se pueda demostrar que coaccionó a la jugadora para que declarara que todo había sido consentido.

«Nadie va a poder demostrar que alguien de la Federación coaccionó, si acaso que yo hablé con ella, pero nadie podrá demostrar que hemos coaccionado» a la jugadora, aseguró Rubiales a La Sexta.

«Tengo mi conciencia tranquila, se han sacado las cosas de quicio», afirmó el expresidente de la RFEF, que está pendiente de juicio por este caso del beso forzado a Jenni Hermoso.

La fiscalía solicitó la pasada semana 2,5 años de cárcel para Rubiales por el caso de este beso, por el que será juzgado en una fecha aún por definir.

El Ministerio Público acusa a Rubiales de un delito de agresión sexual, por el beso en sí, y otro de coacciones, por haber presionado a la deportista para que «justificara y aprobara el beso que contra su voluntad» había recibido, según indicó el Ministerio Fiscal en su escrito, al que tuvo acceso la AFP.

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

--:--
--:--
  • cover
    Radio En Vivo