Petro condena muerte de niña de cuatro años en medio de un combate entre Ejército y disidencias

La niña perdió la vida a pesar de recibir los primeros auxilios por parte del enfermero de combate de la unidad militar.

Gustavo Petro condenó este viernes la muerte de una niña de cuatro años en enfrentamientos entre disidencias de las FARC y el Ejército.

Enfatizó que los menores no pueden hacer parte de esta guerra de ninguna manera.

“Las niñas, niños y adolescentes nunca deberían ser víctimas de la guerra, ningún grupo armado puede instrumentalizarlos o volverlos objetivos. Rechazo absolutamente lo sucedido con la niña Harlin Salomé y me solidarizo con su familia. No ahorraremos esfuerzos para que estas atrocidades jamás vuelvan a ocurrir”, indicó Petro en su cuenta de Twitter.

Los enfrentamientos entre la fuerza pública y grupos ilegales en una zona rural del municipio de La Plata, en el departamento del Huila (sur) provocaron la muerte de la niña de cuatro, quien perdió la vida a pesar de recibir los primeros auxilios por parte del enfermero de combate de la unidad militar.

Según la información preliminar del Ejército, los miembros de la Columna Móvil Dagoberto Ramos atacaron a los soldados que se encontraban en la vereda Villa Esperanza, donde “estarían instrumentalizando a la población civil para que actúen en contra de las tropas, con la intención de retirarlas de esta importante región del país”.

Por su parte, las disidencias culparon al Ejército de ser el responsable de “disparar indiscriminadamente dejando herida a una niña de cuatro años de edad” en un comunicado, en el que criticaron que el Gobierno “prioriza la guerra” frente al avance de una mesa de diálogo para lograr la construcción de la paz con justicia social.

Retira todas las tropas

La Junta de Acción Comunal (JAC) de la vereda Villa Esperanza pidió la retirada del Ejército para acabar con el conflicto y que no se ponga en riesgo a la población civil.

“Pedimos que el Ejército se retire porque ellos son los medios con los que se puede dialogar, y eso no se le puede pedir a un grupo armado”, explicó el presidente de la JAC en la vereda, Lucho Mompotes.

La expansión del ELN y de las disidencias de las FARC en el departamento del Huila ha ido en aumento en los últimos meses, generando una preocupación entre distintas organizaciones. Mompotes criticó la actuación del Ejército, porque “entró siendo consciente de que es una zona con población civil”.

Esta es la principal preocupación de la JAC, ya que los enfrentamientos llegaron por primera vez al municipio de La Plata, una de las ciudades más importante del Huila.

“No tenemos inconveniente si se van a la montaña, pero no donde hay colegios”, agregó Mompotes.

En estos momentos se encuentra una delegación, la ONU y la Defensoría del Pueblo en la región, atendiendo a la comunidad y estudiando qué solución se le puede dar a este conflicto.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

--:--
--:--
  • cover
    Radio En Vivo