Procuraduría profiere cargos a exalcalde de Garzón por contrato de aseo

La Procuraduría General de la Nación profirió pliego de cargos al exalcalde de Garzón, Huila, Edgar Bonilla Ramírez (2016 – 2019), y a otros cinco exfuncionarios de la administración, por presuntas irregularidades en el proceso de autorización para contratar el servicio de aseo con una empresa particular, así como en la adjudicación de este.
Los otros afectados con el pliego de cargos son el exgerente de las Empresas Públicas de Garzón -Empugar E.S.P.-, Francisco Enrique Calderón Feriz (2016 – 2018); y los exsecretarios de Hacienda, Diana Patricia Sierra Sánchez (2016 – 2019); de Tránsito y Transporte, Carlos Arturo Cano Medina (2016 – 2018); Jurídico, Mario Alejandro Vanegas Sosa (2017 – 2018), y de Educación, Jose Orminso Riaño Dussan (2016 – 2018).
De acuerdo con la investigación, al parecer Bonilla Ramírez y los exsecretarios de despacho, como miembros de la Junta Directiva de Empugar, no solicitaron la autorización del concejo municipal para otorgarle facultades al gerente de la entidad y así poder contratar con un particular, en este caso la empresa Interaseo S.A.S. E.S.P., la operación del servicio de aseo.
Para el Ministerio Público, con “la autorización al gerente de Empugar para conferir el ejercicio de funciones públicas a un particular, se estaba modificando la estructura de la administración municipal y cambiando las funciones de la empresa, ya que empezaría entonces a ejercer funciones diferentes a todas las contenidas en su acto de creación, como por ejemplo dejar de prestar el servicio de aseo», razón por la cual se debió acudir a la autorización del concejo municipal.
Por su parte, el exgerente Calderón Feriz habría contratado de manera directa, gracias a las facultades conferidas, la prestación del servicio de aseo y todos sus componentes administrativos, operativos y comerciales con Interaseo S.A.S. E.S.P. por un término de 15 años prorrogables, cuando lo que correspondía era una licitación pública que permitiera la participación de más oferentes y se ajustara a los postulados de la contratación pública.
Por esos hechos, la Procuraduría Provincial de Instrucción de Garzón calificó la presunta conducta del exalcalde Bonilla Ramírez y de los exsecretarios de despacho investigados como una falta grave cometida a título de culpa gravísima. En el caso de Calderón Feriz, su aparente falta fue calificada como gravísima a título de dolo.
El órgano de control precisa que las aparentes conductas investigadas no han prescrito, de acuerdo con lo establecido en el Código General Disciplinario (Ley 2094 de 2021).

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

--:--
--:--
  • cover
    Radio En Vivo