Sindicato de Empresas Públicas denuncia irregularidades en el nombramiento de planta del personal bajo gerencia de Henry Lizcano

Bajo comunicación oficial  del pasado 06 de febrero y emitida al concejo municipal, el señor Jairo Areiza Sandoval quien funge como presidente del sindicato de trabajadores oficiales de EMPITALITO, indicó lo que serían varias irregularidades en torno al nombramiento de 52 trabajadores oficiales; denuncia que indican se realizó también bajo el radicado 059 del 15 de diciembre del 2022, antes de realizarse el nombramiento, producto del estudio de reestructuración de la empresa de servicios públicos. Esta denuncia fue de conocimiento del entonces alcalde Edgar Muñoz y del concejo laboyano, sin que se emitiera respuesta alguna.

Areiza Sandoval en un tono aireado y luego que el vicepresidente del concejo Franky Alexander Vega se pronunciara por el silencio del sindicado y el nombramiento de planta de la hija del presidente sindical como Inspectora de aseo, indicó, “su nombramiento y designación como trabajadora oficial, obedeció  a la vacancia de unos cargos en la empresa, por unas pensiones convencionales otorgadas a varios trabajadores, pero no fue producto de la reorganización administrativa, que se dio solamente en el año 2022” no obstante, su nombramiento fue realizado bajo el visto bueno del entonces gerente Henry Lizcano.

La denuncia acerca del nuevo nombramiento, indica que en la planta de trabajadores uno de ellos es cuñado del señor alcalde anterior (es decir Edgar Muñoz) igualmente fue nombrado el hermano del señor gobernador del Huila anterior, (es decir Luis Enrique Dussan), una trabajadora oficial es la esposa de quien fungiera como director administrativo. Fueron nombrados igualmente tres hermanos, en los años 2021, 2022 y 2023, con la particularidad de ser tíos de la esposa del saliente director Henry Lizcano.

Otros dos trabajadores oficiales, un fontanero y un bocatomero, son presuntamente primos del saliente director Henry Lizcano.

 

  • Carrusel de contratación 

Ante la denuncia de los tres tíos de la esposa de Henry Liscano, el presidente del sindicado manifestó que uno de ellos era empleado público en el cargo como director Administrativo y quien fungiera en algún momento como gerente encargado, renunció a tal cargo y renglón seguido fue nombrado como trabajador oficial a mediados del mes de diciembre de 2023, pero con la gravedad que una vez nombrado como trabajador oficial, fue encargado nuevamente como director administrativo, cosa que no es viable desde el punto de vista jurisprudencial, “pues un trabajador oficial no puede acceder a un encardo de empleado público” es decir, indica puntualmente el documento “tremendo carrusel, de director, como empleado público, pasa a trabajador oficial y de trabajador oficial es encargado como director administrativo, lógicamente ganando un sobre sueldo por el cuestionado encargo”.

 

En iguales condiciones el otro empleado público, quien era el jefe de control interno, también renuncio a tal cargo y renglón seguido fue nombrado como trabajador oficial, a mediados del mes de diciembre de 2023. Reza el documento.

 

  • Denuncias frente al Plan estratégico contratado por el señor Henry Liscano en la administración anterior para realizar la reorganización de la empresa, la cual fue realizada con la firma Puentes Murcia y Asociados por 110 millones de pesos.

El sindicato manifiesta que bajo este Plan estratégico Empitalito VIVE 2020 – 2040 se determinó que la alta rotación del personal y la avanzada edad de mismo, constituyen las dos graves amenazas para la reorganización de la empresa. No obstante, el sindicato denuncia “la reorganización no cumplió con lo diagnosticado en el Plan Estratégico, pues la carga de los trabajadores con avanzada edad, la hace más pesada, no se enfoca en el ser humano, tampoco se realizó el diagnostico de capacidades técnicas y funcionales del personal, no identificó las líneas estratégicas a fortalecer, con base en los diagnósticos de capacidades, cruzadas con las exigencias del nuevo manual de funciones y el nuevo mapa de procesos”

Según el sindicato, antes de la reorganización había 15 profesionales de planta en edades avanzadas. “Hoy pasamos a 55 trabajadores a este rango de edad avanzada, lo que significa que en un muy corto plazo se perderá de nuevo, la memoria institucional y habrá una exagerada rotación de personal. Los 15 trabajadores mas antiguos llevamos entre 20 y 33 años de servicio con la empresa, los otros 40, solo unos meses y a lo sumo dos años” dice Jairo Areiza, quien indica que las edades de este nuevo personal nombrado en empresas publicas está entre los 40 y 59 años de edad.

 

  • Investigación del exgerente Henry Lizcano Parra 

En abril de 2021, el contralor de la época Amaury Flórez solicitó la suspensión del cargo el entonces gerente de Empitalito, Henry Lizcano Parra. Entre los hallazgos de una auditoria exprés realizada en el año 2020, se encontraron ocho hallazgos administrativos con incidencia fiscal por un presunto detrimento patrimonial en cuantía de 1.782 millones de pesos.

Tres hallazgos con posible incidencia penal por desviación de recursos públicos; seis con alcance disciplinarios y un hallazgo administrativo con incidencia sancionatoria por un festín de contratos adjudicados a dedo, en los primeros meses de su administración.

Henry Liscano suspendió un contrato por 803 millones de pesos, que había dejado contratado Liz Adriana en el periodo de Miguel Rico para la remodelación de la fachada. Este dinero fue solicitado como préstamo al Infihuila, y al detenerse la obra y seguir cobrando intereses, le fue denominado hallazgo por detrimento patrimonial.

El señor Lizcano, decidió que no remodelaría la sede administrativa, sino que construiría un edificio inteligente, por lo cual contrató con la firma Arquitectos Bejarano Constructora SAS por valor de 149 millones de pesos, los diseños de la nueva sede administrativa. Por lo cual se le evidenció la existencia de una doble contratación por el mismo objeto.

Su contratación más polémica, fue la del proyecto Pitalito limpio y bonito, por alrededor de los 1.000 millones de pesos, para el ornato y embellecimiento de parques y áreas comunes públicas del municipio, donde recordamos el valor de 583 millones de pesos en compra de abono orgánico para literalmente “botarlo” en las glorietas del municipio.

Finalmente, y dentro de estos hallazgo, el contrato 128 del 05 de marzo, por 14 millones de pesos, para financiar las meriendas en el marco del ciclo paseo de lanzamiento del programa Pitalito limpio y bonito. El ente de control manifestó que el suministro de comida y el servicio de logística no se compadece en el programa de estímulos permitidos por la normatividad, ya que el contrato fue imputado al rubro de estímulos y bienestar social de Empitalito.

 

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

--:--
--:--
  • cover
    Radio En Vivo