Comisionado de paz revela pagos de privados de la libertad para evitar su extradición y traslados de cárceles

El comisionado de paz, Danilo Rueda reveló desde Barrancabermeja que su oficina denunció ante la Fiscalía General, un caso en el que un interno de una cárcel en Medellín pagó 120 millones de pesos, para ser trasladado a un centro de detención de su escogencia.

En medio del escándalo, que vincula un cartel de abogados que estarían cobrando por hacer supuestas gestiones ante la oficina de paz, el alto comisionado reveló lo que sería el primer caso documentado del pago de un soborno.

“Ya hay un caso que está denunciado que ocurrió hace cerca de tres semanas en la ciudad de Medellín, donde un privado de la libertad pagó 120 millones a un abogado para que no fuera trasladado a un centro penitenciario a donde debería ir”, menciona Danilo Rueda.

El comisionado fue más allá y reveló otros pagos.

Dijo que su oficina mantiene estrictos protocolos a la hora de hacer sus gestiones de paz total.

“Nosotros como oficina de paz tenemos unos protocolos muy claros y precisos de interlocución con privados de la libertad. Por eso difícilmente podrían utilizar la oficina para esos propósitos fraudulentos e inconfesables, señala.

A lo que agregó:

“Lo que yo sí le puedo decir es que la oficina de paz tiene siete facilitadores nombrados con seguimiento estricto, informes permanentes que son los que nos han hecho puentes con los que están participando en ‘La Paz Urbana’, que se está todavía en fase de exploración muy confidencial en Medellín. Ayer mismo tuvimos una reunión con estos mismos facilitadores y con personas privadas de la libertad en presencia, porque siempre lo hemos hecho. De la comunidad internacional y de la Iglesia Católica, nada que está desarrollando la oficina de paz se hace de manera oculta o encubierta, afirma.

Rueda negó que exista lo que llamó “mercado de gestorías de paz”.

“Es además falso que haya miles de gestores en este momento en la oficina (que) solamente reconoce cuatro gestores de paz. No hay absolutamente ningún mercado de gestoría, masí que muchas desinformaciones y mucha tergiversación del rol que estamos desarrollando”, rectifica.

Pidió escuchar al pueblo que clama por la paz total, y finalmente dejó este mensaje:

La paz no es un negocio, nunca puede ser un negocio, es un derecho y es sagrado, y no se puede jugar con ella: es jugar con la esperanza de los niños y estos jóvenes que están presos o presas de la ausencia de movilidad de libertad, o que pueden ser blanco de reclutamientos forzosos. Por eso a uno le duele que se juegue con la paz y que se utilicen medios fraudulentos y que se pueda cobrar por ella”, remata el alto comisionado de paz.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

--:--
--:--
  • cover
    Radio En Vivo