Indignante actitud de ‘youtuber’ español que amenazó a restaurante por no regalarle comida

Borja Escalona se comió una empanada y, al pensar que era gratis, se indignó y tuvo una disputa con la trabajadora del lugar, que se mantuvo firme.

Muchos ‘influencers’ suelen dar a conocer lugares o productos a cambio de un incentivo económico de las marcas que los contactan con ese fin. Sin embargo, ese tiene que ser un acuerdo consensuado.

Pues una situación incómoda se presentó en el restaurante Tapa Do Barril en Vigo, España, luego de que un ‘youtuber’ ingresara al lugar y pidiera una empanada.

Fue el ‘influencer’ español ‘El Mesias Controversial’, quien estaba haciendo un directo en su canal de YouTube recomendando los productos que allí ofrecían.

En un momento, el hombre se despide de la trabajadora del lugar afirmando que le había gustado el producto, mientras va cogiendo sus pertenencias. Al percatarse de la situación, Lucía, como la llama el ‘influencer’, le explica que la empanada costó 2 euros y que tiene que pagarla.

Ante esto, la indignación del hombre es evidente y asegura con sorpresa: “¿tengo que pagarla?”, a lo que la trabajadora le dice el precio nuevamente y le explica que no lo va a invitar.

El ‘youtuber’ se ríe irónicamente y le dice en tono amenazante que le va a tener que cobrar la promoción que le hizo al establecimiento y que el costo será de 2.500 euros.

“Te va a salir un pelín más caro”, dice el hombre. Y agregó: “He dicho que yo solo pruebo comida gratis y paso por varios lugares haciendo recomendaciones. No voy a pagar dos euros por esto”.

“Lo siento mucho, pero soy empleada y no depende de mí”, le dijo la trabajadora mientras el hombre, con molestia, le pagaba con monedas. Al final del video el creador de contenido, siguiendo con su ironía, le dice a la mujer que se quede con el cambio.

Críticas al restaurante y al ‘youtuber’

Antes de salir del establecimiento, Borja Escalona les dice a sus seguidores que “no vayan a hacer una mala reseña a Tapa Do Barril”, pero sus comentarios desataron justamente lo contrario, a lo que el establecimiento tuvo que sacar un comunicado explicando la situación.

Los usuarios se solidarizaron con la situación y apoyaron al restaurante. Además, llenaron de críticas al ‘influenciador’ por su actitud con el lugar.

Finalmente, por la cantidad de comentarios que recibió en su canal de YouTube, en el que tiene 16.000 seguidores, e Instagram, con 21.000, el hombre desapareció un tiempo y subió un video mostrándose como la víctima de la situación.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

--:--
--:--
  • cover
    Radio En Vivo