El sábado no fue bonito: Vanessa de la Torre ve vulgaridad y mafia en concierto de Karol G

La periodista encontró elementos en la presentación de la artista que le resultan exagerados y relacionados con la cultura mafiosa, que no sobra considerar.

La artista colombiana Karol G ha despertado mucho entusiasmo y simpatía entre sus seguidores y la prensa especializada, no solo por las letras de sus canciones, sino por su historia de esfuerzo, al punto que difícilmente se oyen voces que critiquen sus presentaciones. Incluso, cuando el presidente Gustavo Petro calificó cierto tipo de música como “uribista” porque “no dice nada” y es “para embrutecerlo a uno”, muchos cerraron filas en torno a la paisa pues consideraron que el mandatario se estaba refiriendo a ella.

Una de esas defensoras, que, además, no ahorra elogios cuando se refiere a Karol G, fue la periodista Vanessa de la Torre, para quien la música urbana es una expresión artística válida y representativa, y no se le pude mirar por encima del hombro. Pero el concierto del sábado pasado de la cantante en Bogotá tuvo elementos que, por lo menos, llamaron la atención de los espectadores y además provocaron una dura crítica de la comunicadora.

Este lunes, en el espacio informativo de Caracol Radio, y después de comentar que Karol G es de las artistas que establecen una conexión más estrecha con su público, pues no se limita solo a cantar, sino que habla, incluso con claros visos de activismo enarbolando la bandera de Colombia, lo cual, para De la Torre, está muy bien, la periodista hizo comentarios sobre la puesta en escena que se debieran considerar, especialmente por los padres de los niños que siguen a la artista, aunque sus fans consideren que todo lo que hace es perfecto.

Si bien De la Torre admitió que se trata de una presentación “urbana” (“Eso lo entiende uno como el gran fenómeno musical latinoamericano del momento que se ha metido al resto del mundo”), encontró “vulgaridad” en el concierto. “A mí la vulgaridad no me gusta. Yo creo que hay un punto en el que la ordinariez se pasa. No me pareció tan chévere que había como demasiado erotismo”, dijo, y a esta crítica sumó otra, pues vio una suerte de “oda a la cultura mafiosa que yo personalmente detesto con mi alma”.

“Veía en el fondo, en la puesta en escena, en la ropa, no de ella, porque la mujer es una locura; la mujer se viste como los dioses: disfrazada, cuasiempelota, sale llena de brillantes y se ve muy bien porque además está divina, pero la puesta en escena, los bailarines, muchos de los asistentes… una cosa ahí que me pareció como de cultura mafiosa. Me pareció jartísimo”, lamentó De la Torre.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

--:--
--:--
  • cover
    Radio En Vivo