Sin Luis Díaz, el Liverpool empató frente al Arsenal: el encuentro tuvo varios altercados

El partido se calentó tanto que los jugadores de ambos equipos se enzarzaron en varias discusiones al retirarse a los vestuarios.

Arsenal dejó escapar una ventaja de dos goles en Liverpool (8º) para terminar 2-2, con lo que su ventaja al frente de la clasificación de la Premier League queda reducida a seis puntos con respecto al Manchester City, que cuenta además con un partido menos.

Los brasileños Gabriel Martinelli (8) y Gabriel Jesus (28) adelantaron a los ‘Gunners’ en una primera parte primorosa que auguraba goleada para los londinenses, pero el Liverpool reaccionó y empató con tantos del egipcio Mohamed Salah (42) y del también brasileño Roberto Firmino (87).

Salah, además, falló un penal (54) que podría haber supuesto el triunfo de los ‘Reds’.

«Nuestra reacción fue buena y el final del partido fue espectacular. No sé cómo no ganamos con las ocasiones que tuvimos al final», declaró tras el partido el entrenador del Liverpool, Jürgen Klopp.

«Ellos son un equipo fantástico y es muy difícil dominarles durante los 90 minutos», dijo por su parte Mikel Arteta para explicar la diferencia de juego del Arsenal entre la primera parte y la segunda.

El Arsenal deja escapar dos puntos que pueden acabar resultando decisivos para la pelea por el título, ya que el City, que el sábado goleó 4-1 en su visita al colista Southampton, se coloca a solo seis puntos (73 por 67).

No obstante, el equipo que entrena Pep Guardiola cuenta con un partido aplazado (el que disputará el 3 de mayo ante el West Ham) y antes, el 26 de abril, recibirá en el Etihad Stadium al Arsenal, en un duelo que puede marcar la lucha por el campeonato.

Primera parte arrolladora

Después del emotivo recuerdo a los 97 fallecidos en el estadio de Hillsborough el 15 de abril de 1989, el líder de la Premier League comenzó demostrando que no ocupa esa posición por casualidad.

No se había cumplido el primer minuto y Martinelli ya sembró el caos en la defensa ‘red’, superando el inexistente marcaje de Trent Alexander-Arnold para llegar a la línea de fondo y meter un pase de la muerte que sacó con el talón Ibrahima Konaté.

Y en el minuto 8 llegó el primer gol del Arsenal en una jugada que reflejó la calamitosa manera de defender del equipo de Jürgen Klopp esta temporada: tropiezo de Robertson que permite a Bukayo Saka avanzar con la pelota y apoyarse en Martin Odegaard, que intenta devolver la pared, pero se cruza Virgil van Dijk... y se la pasa a Martinelli, más rápido que Alexander-Arnold y Robertson para meter la puntera y batir a Alisson Becker.

La diferencia entre los dos equipos era tan grande que el segundo gol ‘Gunner’ era solo una cuestión de tiempo. Y llegó en el 28: Zinchenko manda un balón en profundidad a Martinelli, que deja atrás por velocidad a Alexander-Arnold y su centro lo cabecea a la red Gabriel Jesus tras ganarle la espalda a Van Dijk.

Cuando parecía que ese gol podía ser definitivo y que los ‘Reds’ no podrían levantarse, los locales reaccionaron planteando el partido de la única manera que podían para tratar de igualar fuerzas: un intercambio de golpes.

Justo antes del descanso llegó el tanto de Salah, rematando un centro de Diogo Jota que desvió Henderson para poner el 2-1 (42).

¿Codazo de un linier a Robertson?

El partido se calentó tanto que los jugadores de ambos equipos se enzarzaron en varias discusiones al retirarse a los vestuarios y, más sorprendente, el juez de línea Constantine Hatzidakis pareció lanzar un codazo a Robertson, que estaba protestando y que no le impactó en la cara por poco.

«¡El juez de línea me ha pegado un codazo en la garganta!», clamó un sorprendido Robertson a la cámara a pie de campo del difusor Sky Sports.

El organismo responsable del arbitraje profesional en Inglaterra (PGMOL) anunció nada más acabar el partido que abre una investigación para esclarecer este incidente.

Alentado por sus aficionados, el Liverpool siguió con su empuje en la segunda parte y no se vino abajo cuando Salah mandó fuera el penal que podría haber significado el 2-2 (54), ni cuando tres minutos después Aaron Ramsdale voló al palo largo para sacar un envenenado remate del egipcio.

La entrada en la cancha de Thiago Alcántara y de Darwin Núñez acabó por romper el partido, que se convirtió en un ida y vuelta, con peligro constante en ambas áreas.

Robertson cortó un peligroso centro antes de que rematase Saka en lo que pudo haber sido el 3-1 (74) y cinco minutos después fue Núñez el que tuvo una gran ocasión para empatar, pero perdió el mano a mano frente a Ramsdale.

Tampoco acertó el central brasileño Gabriel Magalhaes a batir a su compatriota Alisson cuando, libre de marca, cabeceó un centro desde la esquina a las manos el internacional de la Canarinha (85).

El Arsenal no supo sentenciar y lo acabó pagando cuando Firmino, que apenas llevaba unos minutos en el campo, cabeceó a la red un centro de Alexander-Arnold para colocar el definitivo 2-2 (86).

Un punto para el Arsenal… y gracias, ya que el Liverpool siguió apretando y en el descuento apareció Ramsdale para evitar el tercero local con dos paradones a remates de Salah (90+5) y Konaté (90+6).

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

--:--
--:--
  • cover
    Radio En Vivo